Centro de mecanizado Vurcon VL-127
Guías lineales y patines de rodillo en los ejes X/Y/ZHusillos a bolas pretensadosRoscado rígidoSistema de refrigeración de piezaIntercambiador de calor en el cuadro eléctricoApagado automáticoCarenado completoRecolect...
Centro de mecanizado Vurcon SVL-50
Patines en los ejes X/Y/ZHusillos a bolas pretensadosRoscado rígidoSistema de refrigeración de piezaIntercambiador de calor en el cuadro eléctricoApagado automáticoCarenado completoRecolector aceite guíasSello de aire...
Centro de mecanizado Vurcon VL-85
Patines en los ejes X/Y/ZHusillos a bolas pretensadosRoscado rígidoSistema de refrigeración de piezaIntercambiador de calor en el cuadro eléctricoApagado automáticoBarrido de virutasCarenado completoPantalla LCD de 10...
Centro de mecanizado Vurcon VL-106
Guías lineales y patines de rodillos en los ejes X/Y/ZHusillos a bolas pretensadosRoscado rígidoSistema de refrigeración de piezaIntercambiador de calor en el cuadro eléctricoApagado automáticoCarenado completoRecolec...

Centros de mecanizado verticales

Un centro de mecanizado es una máquina-herramienta que cuenta con un sistema electrónico capaz de programar, automatizar y ejecutar múltiples técnicas de maquinado sobre materiales rígidos, para la obtención de piezas, de acuerdo a necesidades específicas de elaboración o fabricación. Sus características favorecen la optimización de factores como el tiempo y el esfuerzo, así como un mejor aprovechamiento de los recursos y una mayor precisión de trabajo.

Los centros de mecanizado implementados en el sector industrial, no solo han representado una evolución de las máquinas de fresado o torneado tradicionales, sino que también han diversificado su propia clasificación, conforme a las necesidades del material a trabajar y los resultados deseados de la pieza a obtener.

Los centros de mecanizado verticales destacan, en este sentido, por aspectos relacionados al funcionamiento, como la tecnología implementada y el eje de trabajo sobre el material o pieza base. La apariencia, además de los principales componentes y herramientas, también son un importante indicador a la hora de identificar este equipo y sus principales aplicaciones. Se diferencian, así, de un conjunto de maquinarias comunes en gran número de talleres, empresas o industrias.

¿Qué es un centro de mecanizado vertical?

Los centros de mecanizado pueden clasificarse de acuerdo a distintas características, como tamaño, funciones y niveles de automatización. Uno de los rasgos más significativos a la hora de clasificar los tipos de centros de mecanizado es la orientación del husillo de trabajo, el cual puede ser vertical u horizontal.

Los centros de mecanizado verticales disponen de un eje giratorio que actúa sobre el material de trabajo desde arriba hacia abajo, generalmente de manera superficial. Esta especificación adapta la funcionalidad de los centros de mecanizado verticales, esencialmente, al tratamiento de materiales o piezas planas y cóncavas. Por tanto, es ideal para la elaboración de patrones, moldes y prototipos replicables, también debido la alta precisión que ofrece en los resultados terminados.

Estos equipos de acción vertical suelen ser más reducidos de tamaño y, en consecuencia, son opciones más atractivas para múltiples sectores de la actividad industrial. El maquinado básico se realiza de forma triaxial, pues pese a que el eje principal se mueve únicamente de manera vertical, la mesa de trabajo que sirve como soporte al material lo hace sobre los ejes X y Y.

El proceso de funcionamiento de un centro de mecanizado vertical permite, además, la apreciación integral del trabajo, y aunque la intervención del personal de por sí es limitada, con este tipo de maquinaria el operador de la máquina es capaz de comparar fácilmente el tratamiento de la pieza con el diseño prototipo.

Principales ventajas

Dentro de la gama de centros de mecanizado, los que operan con husillo vertical brindan importantes ventajas frente a máquinas o herramientas con otras características. Algunos de estos beneficios destacables son los siguientes:

  • La incorporación de una programación CNC de fácil manejo, tecnologías de corte de última generación y cambio de herramientas automatizado, que incrementan la productividad y el desarrollo.
  • Es posible ejecutar un conjunto de procesos de manera simultánea, pues puede operar con hasta cinco ejes, gracias a la flexibilidad y maniobrabilidad del maquinado vertical.
  • Tiene un sistema propio de refrigeración que regula la temperatura, tanto de los componentes electrónicos como de las herramientas de automatización y ejecución del maquinado.
  • Se presenta en varias modalidades, de acuerdo a capacidad y funciones, lo que permite el tratamiento de piezas de distinto formato, tamaños y número de series.

Desde entonces, los centros de mecanizado verticales son de las máquinas-herramientas más empleadas dentro de la producción industrial a distintas escalas, principalmente por la relación calidad-precio que aporta.

Criterios de aplicación

A la hora de decidir si es necesario optar por un centro de mecanizado vertical o por cualquier otro tipo de herramienta, resulta fundamental tener en cuenta un conjunto de variables e indicadores, relacionadas con las necesidades y el contexto del sector industrial determinado a aplicar:

Aunque ello resulte una tarea compleja, se pueden precisar una serie de factores claves ajustados a las características de un centro de mecanizado vertical:

  • Las características de las piezas a elaborar: los centros de mecanizados verticales trabajan sobre materiales de distinta rigidez y generan acabados de piezas planas y cóncavas, generalmente de tamaño reducido, que requieren alta precisión y detalle.
  • El número de unidades o series a repetir: estas máquinas-herramientas, por las propias características de la pieza a mecanizar, es capaz de reproducir lotes de gran cantidad de productos que son empleados como moldes o patrones de replicado.
  • Las especificaciones de la máquina-herramienta: esta maquinaría resulta de operación sencilla y altamente automatizada, capaz, además, de generar trabajos de gran precisión sobre piezas pequeñas de una diversidad de materiales.
  • El área de ubicación y entorno de trabajo: estos equipos son ideales si se cuenta con una reducida extensión de espacio físico disponible, y si las condiciones físicas del taller son de iniciación, aunque también pueden emplearse a gran escala. Su facilidad de operación también favorece una acción más eficaz del personal y los recursos empleados.

La evaluación de estos aspectos en su conjunto, y de indicadores derivados, es fundamental para definir si un centro de mecanizado vertical, y de qué tipo, se ajusta a las necesidades, condiciones y objetivos fijados por la empresa.

Empleamos cookies propias y de terceros para mejorar tanto la experiencia de navegación de nuestros usuarios como nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies en cuanto a su instalación y uso.