Vurcon – Herramienta de futuro

¿Qué es un centro de mecanizado? Tipos, funciones y ventajas.

centro de mecanizado

Un centro de mecanizado es una máquina capaz de realizar complejas tareas de mecanizado a partir de órdenes ejecutadas por códigos pre programados, sin necesidad de palancas, volantes u otros tipos de controles manipulados por un operario. De hecho, en esta clase de máquinas la intervención humana es mínima, limitándose prácticamente a la programación de dichos códigos por medio de lenguajes informáticos como Java, C++, Python o Perl.

Estos códigos son procesados por un sistema de Control Número por Computadora (CNC) instalados en el centro de mecanizado. Este es el rasgo más distintivo de este tipo de máquinas, ya que pueden realizar operaciones de mecanizado más precisas y rápidas que si se usaran herramientas convencionales, controladas por operarios individuales. Y es que, además, en este caso un solo operario puede supervisar varios centros CNC de forma simultánea.

Tipos de centros de mecanizado

Existen distintos tipos de centros de mecanizado orientados a satisfacer múltiples necesidades industriales y de niveles de productividad. Es tanta la variedad existente que sus precios pueden ir desde 50.000 € hasta más de 1.000.000 €. Sin embargo, a grandes rasgos se pueden dividir en dos grandes grupos.

Centro de mecanizado con husillo horizontalEstán pensados para trabajar piezas de gran tamaño y altura, con múltiples requisitos en el mecanizado e incluso desde diferentes ángulos, ya que algunos modelos de este tipo cuentan con una base ligeramente inclinable respecto al eje, según sea necesario para obtener los acabados deseados.
Centro de mecanizado con husillo verticalSu diseño se centra en el mecanizado de materiales anchos y de poca altura, como puede ser la fabricación de moldes y matrices. En estos casos, la cabeza giratoria se halla en lo alto de la máquina, descendiendo a medida que da forma  a la pieza de trabajo. Es decir, que su proceso de maquinado generalmente inicia desde la parte superior del material.

Funciones de una máquina CNC

Los centros CNC tienen aplicaciones en diferentes industrias, por lo que cumplen funciones muy variadas, acorde a las necesidades de cada empresa, compañía o fábrica. A modo de ejemplo se pueden destacar las siguientes funciones generales:

  1. Industria manufacturera: Son capaces de fabricar moldes de inyección, piezas metálicas, matrices, componentes en madera u otros materiales.
  2. Sector de la automoción: Son ideales para la producción en serie de piezas y partes, tanto originales como de recambio.
  3. Tecnología electrónica: El principal ejemplo para este sector es la elaboración de prototipos de circuitos impresos.
  4. Arte y moda: Otras funciones de un centro mecanizado son la creación de joyas, productos de arte (como, por ejemplo, en madera), calzados, grabados y un largo etc.

Toda esta versatilidad es posible gracias a la capacidad de las máquinas CNC para incorporar distintas herramientas en sus cabezales, paletas transportadoras y códigos ajustados a cada necesidad. Además, existen modelos que funcionan con más de un cabezal a la vez.

Ventajas de un centro de mecanizado

Las máquinas CNC destacan, principalmente, por el alto nivel de productividad que alcanzan respecto a los métodos convencionales de producción. En fábricas y grandes empresas pueden reducir al mínimo el personal necesario, ahorrando costes y agilizando la salida de piezas y componentes para muchos sectores.

En resumen, las principales ventajas de un centro de mecanizado son las siguientes:

  • Un solo operario puede controlar varios centros, con la reducción de costes que implica tener menos personal.
  • Su velocidad de producción es muchísimo mayor, además de poder mantener un ritmo casi ininterrumpido a partir de códigos bien programados.
  • Los resultados de corte son más precisos y limpios, sin imperfecciones. Esto garantiza una mayor uniformidad en la producción en serie de un mismo elemento.
  • Una vez creados los códigos necesarios para las tareas de la empresa o industria, cambiar uno por otro es sumamente sencillo.
  • Las máquinas CNC pueden realizar prácticamente toda clase de mecanizado.
  • Son versátiles, pudiendo ser ajustadas a las necesidades de mecanizado según los productos a fabricar. Esto ocurre más claramente en los modelos modulares, que admiten la instalación o modificación de ciertos accesorios periféricos.
  • Se pueden reconfigurar fácil y rápidamente, de manera que gestionen distintos trabajos de mecanizado sobre una misma pieza.

Un aspecto que no se puede pasar por alto, es que los centros de mecanizado CNC tienen también importantes costes de mantenimiento, accesorios y reposición de piezas. Algo que solo puede ser compensado manteniendo grandes volúmenes de producción, con suficientes beneficios para amortizar dichos costes. Desde luego, siempre que se cumpla esta situación, un centro de mecanizado merece totalmente la pena.